Es curioso como las ideas del Software Libre se han adaptado pronto a otros ámbitos culturales como la música, la imagen o la literatura. No es excesivamente sorprendete si entendemos el código fuente de un programa como una fuente de conocimiento, o incluso arte para algunas personas. Según Dijsktra (y otros muchos) un algoritmo es mucho más que una simple secuencia de órdenes ejecutadas por un computador. Es una idea, una solución a un problema dado y encima expuesta de una forma clara y sin ambigüedad.

Salvando las diferencias que, pese a esa optimista introducción, haber las haylas. La licencia Creative Commons de Lawrence Lessig vendría ser la prima hermana de la GPL de Richard Stallman aplicada a obras culturales. Pese ha consumir día a día contenido “protegido” por la licencia CC (gran mayoría de blogs, Wikipedia, etc…) hasta ahora nunca había leído un libro libre. Y como la primera experiencia ha sido muy satisfactoria quería recomendarlo por si a alguna de esas almas descarriadas que lea estas palabras le pueda interesar.

Se trata de La Melodía del Violinista escrita por KC. Los motivos para leerla los extraigo directametne de su blog:

¿Por qué leer esta novela?

Pues la verdad es que no sabría decir más que: Para comprar una peor, esta al menos es gratuita. Y sí, ya sé que no me sé vender.

En fin, yo he pasado un rato entrañable leyéndola y, sobretodo, reflexionado sobre temas importantes que el ritmo frenético y estresante del mundo actual nos hace olvidar.

PD: El autor se encuentra sumergido actualmente en la que él considera última correción del libro. Por tanto quizás a alguno le interese esperar unos días y leer la nueva versión, o si sois rápidos leedla antes de que termine y mandarle vuestras impresiones 😀