Un mal presentimiento me decía que el blog moriría si no escribía algo antes de acabar el año. ¿Es estúpido no? Sí, lo es, pero supongo que no tengo otra excusa por la que escribir. Me temo que necesito organizarme un poco (bastante) la vida en general, lo hago todo de forma impulsiva y a menudo me dejo llevar por agentes externos. El blog de alguna forma creo que me ayuda a evitar eso (aunque alguno lo considere, “forma de pasar el tiempo”).

Estas han sido unas vacaciones algo efímeras, en el sentido de que no noto gran diferencia entre estar de vacaciones y el no estarlo (mea culpa). La rutina de la sin rutina, ¿existe una vida sin rutina realmente? ¿es acaso esta la mejor forma de vida? ¿existe una mejor forma de vida? bueno, dejemos las gilipoyeces para otro momento.

No quiero enrollarme con este post, no quiero contar lo malo o bueno que ha sido el año, ni las cosas que haré (o seguramente no haré) el año que viene. Simplemente es una leve señal de vida. Una especie de mini-garantía a que seguiré explorando mis paranoias, indagando por el mundo de la pseudociencia, en fin, aportando mi granito de arena ^_^

Bueno, feliz fin de año y prospero nuevo año.

PD: Dejo un enlace interesante que leía mientras escribía el post, ¿Es ético bloquear los anuncios de internet?

PD2: Sí, se me ha ido un poco la bola con el titulo del post 😛